Camino Sanabrés

Hay muchos motivos para caminar hasta Santiago. También hay muchas rutas por las cuales alcanzar esta preciosa ciudad gallega y visitar su catedral. El deporte, la naturaleza, la fe, la religión, vacaciones… cualquier razón es buena para adentrarse en esta experiencia y conocer la grandeza de El Camino de Santiago. Entre sus vías, destacamos El Camino Sanabrés o Mozárabe, probablemente, la senda más dura para caminar hasta la capital gallega, pero también se trata de uno de los parajes más bellos y acogedores de la península ibérica. Después de alcanzar el Obradoiro nada volverá a ser lo mismo.

Sobre tierra, asfalto o barro, hollando hierbas o pedregosas veredas, atravesando túneles, puentes y arroyos a Santiago llegarás tras la última señal. A caballo o a pie, al apóstol verás si resistes la senda del sanabrés. Ruta que ni un paso regala, y hasta anhelarás tener alas pues no se trata del camino francés.

Cristianos de Al-Andalus, con mozárabes monasterios Castilla repoblaron. Remansos de paz que entre colinas a fieles peregrinos asilan. Entre sus visitantes anónimos y célebres hallamos, si bien, todos humildes hermanos. Felipe ‘El Hermoso’, Alfonso IX o Fernando ‘El Católico’ entre sus primeros encontramos. También amables ancianos, hospitalarios lugareños de acogedora sonrisa, padres e hijos de Camino contagiados, fraternales muecas y ojos sabios que al peregrino abren su mano. De Granja hacia Puebla la bella, a Lubián tras tomar aliento en El Requejo y remontar la dureza de Padornelo y La Canda. A Gudiña, Laza, Galicia al fin.

Escarpados, pétreos montes cuyas cimas vida eterna regalan. En gélidos inviernos, mustios otoños, en resplandecientes primaveras o verdes veranos, no importa cuan duro sea el esfuerzo si al final el espíritu del peregrino nunca más será lánguido. Aún en la oscura madrugada el camino nos reclama, silencio, primeros pasos para recibir el alba, luego las nubes bajas, algunos rayos, la lluvia o el sol. Nuestro sudor nos lleva hasta cruces que coronan cerros, donde más fuerte sopla el viento, nos lleva a viejas ermitas custodiadas por venerables cementerios, sáxeas y eternas lápidas cuyos signos evocan inmortales ánimas.

Las almas sosegadas vagan mientras la vía mozárabe hacia el apóstol señala, en encrucijadas, en lejanas atalayas, no falta un lugareño que de alivio al peregrino. Pastores o granjeros, lumbre o queso, consejos, sonrisas o abrigo, o qué decir del alabado caldo gallego. Todo ayuda cuando ante el crepúsculo sabemos que mañana se estará más cerca. Unas horas más tarde el canto de pájaros, el chocar del bordón en el suelo, nuestros pasos golpeando el piso. Otra vez en la ruta. En la mañana clara acompañados por la esencia del camino. Camino que se anda, camino que se respira, camino que se siente y camino que se aprende. “Sed buenos, faceros buenos”, dicen los ancianos al joven peregrino; “aún tienes que medrar moito para facer el camino”, recuerda la madre a su hijo absorto en el venerado caminante.

Conchas de vieiras, flechas amarillas, cruces, manos, señales para el ansiado encuentro. Xunqueira, Orense, Cea… Bastón, pies, fe y camino, austero zurrón para tan noble recompensa. Luego A Laxe, Outeiro y Santiago al fin. El dolor y sufrimiento el butafumeiro hará olvidar, sabiendo que la soledad a tu alma no regresará, sabiendo que un día a Santiago volverás.

Puedes ver más fotografías del camino sanabrés aquí.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized, Viajes

Etiquetas: , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: