Intocable: estimular, sentir, vivir

El último pelotazo taquillero del cine francés nos muestra una emotiva historia entre dos personajes, Driss y Philippe, que provienen de mundos contrapuestos, el presidio y la aristocracia, y sin embargo serán capaces de establecer una verdadera relación de amistad. El humor desempeñará un papel fundamental en este melodrama inspirado en el libro homónimo de Pozzo di Borgo.

Intocable. Comedia dramática, Francia, 2011, 109 min. Dirección y guión: Eric Toledano y Olivier Nakache. Fotografía: Mathieu Vedepied. Música: Ludovico Einaudi. Intérpretes: François Cluzet, Omar Sy, Anne Le Ny, Audrey Fleurot.

Intocable es una historia de contrastes. Philippe y Driss simbolizan las enormes distancias sociales entre los ricos y los pobres de nuestros días. Casas palaciegas y suburbios en el extrarradio, lujo frente a precariedad, abolengo e inmigración, blanco rico y culto frente a negro delincuente y pobre, educación y modales bruscos. De inspiración en la vida real aunque poco realista, Toledano y Nakache aprovechan la excepcionalidad para construir un relato con vocación aleccionadora, basándose en la atracción de los polos opuestos.

Driss es un personaje abocado al fracaso en todas las facetas de su vida. Tras salir de la cárcel su familia lo rechaza y la oficina laboral lo envía a una entrevista de trabajo para cuidar de un tetrapléjico, Philippe, rico y obstinado. El descaro de Driss cautivará a Philippe, quien decide contratarlo como su cuidador personal. Philippe está habituado a que sus allegados le recuerden continuamente “su estado”, sus debilidades. Driss se burlará de esas discapacidades y tratará a su jefe con naturalidad y cercanía. A partir de ese momento se fraguará una relación de amistad; hablarán de sexo, fumarán porros, se saltaran reglas, compartirán cosas y se harán amigos.

La cinta resulta divertida sobre todo en la primera mitad. Chistes que hacen sonreír, a veces puro humor negro, a veces más inteligentes… Driss significa transgresión para Philippe y eso lo estimula, le hace experimentar nuevas sensaciones y, en definitiva, sentirse más vivo. Transgredir lo admitido socialmente como correcto se convierte en modus operandi en la relación de estos personajes. Actividades lúdicas habituales del aristócrata como la ópera, el arte contemporáneo o las audiciones de música clásica sufrirán las burlas de Driss y lograrán el aplauso de su amigo.

No obstante, no es una relación de amistad plena ya que no es del todo complementaria y sí de dependencia. Philippe necesita a Driss, pero éste sí puede vivir sin Philippe. El resto de candidatos para cuidar del tetrapléjico serán presentados como inútiles, torpes, insensibles o aburridos. A Philippe no le valdrán ejemplares comunes de nuestra sociedad y más que apreciar a su amigo, lo necesita. Toledano y Nakache se proponen romper clichés, romper barreras sociales y acortar las distancias entre ricos y pobres. Sin embargo, idolatran a un personaje políticamente incorrecto y presenta a otros más “correctos” como inútiles. Crean otros clichés, fabrican un fetiche, un héroe popular sacado del vulgo para el vulgo. Poco cine. Buena selección musical. El mito de Cenicienta.

Tras esta exitosa película no encontramos dos perdedores que ganan, sino dos privilegiados que en el mundo real perderán. Un desgraciado tetrapléjico privilegiado por su fortuna goza de todas las comodidades que no tiene un Ramón Sampedro al uso. Un excluido social, adquiere un trabajo bien remunerado, accede a los privilegios de unos pocos, es insertado socialmente. Los misterios del éxito comercial son eso, misterios. En esta ocasión ha sido determinante la caricatura de los ricos, el triunfo de los desfavorecidos, el mensaje positivo de que todo es posible en tono blando, amén del contexto de nuestros días. Una pretendida historia feliz de risas y lágrimas, que consigue lo primero pero sólo conmueve a quien se deja. No es el cine social de Loach o Almodóvar pero podrán inspirar a los realizadores de Intocable si quieren seguir en la línea del éxito comercial y lograr conmover con historias realistas.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Cine, Uncategorized

Etiquetas: , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

3 comentarios en “Intocable: estimular, sentir, vivir”

  1. Robin jú Says:

    No quise leer tu crítica, hasta ver la pelicula. Para mí es un canto a la vida, a la felicidad, a poder reirnos de nuestras desgracias. Salí del cine con una sonrisa, solo por ese detalle merece la pena verla.


    • Tienes razón en lo que dices. Hace sonreír y sentirnos bien, que no es poco con la que está cayendo. Iba pensando que me encontraría una historia más realista y cercana, pero tienen que tener sitio todas las propuestas, más si hacen ir a la gente al cine. Gracias por tu comentario.

  2. Miguel Ibáñez Says:

    Fui a verla al rebufo de su éxito comercial y la verdad es que esperaba bastante más. No pasará a la historia del cine. Muy de acuerdo con el último párrafo de tu post, que por cierto está muy bien escrito.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: