25M: El idus de marzo de la izquierda en Andalucía

Victorias que son derrotas y derrotas que son victorias. El imperfecto juego democrático de nuestros días permite paradojas para todos los gustos. Por otro lado, ni la demoscopia ni la demagogia han triunfado con sus sondeos y discursos totalitarios. Y aunque, la no mayoría absoluta será un obstáculo para algunos es una pequeña batalla ganada por la pluralidad.

Entre las paradojas José Antonio Griñán, un señor que nunca ha ganado unas elecciones andaluzas y será dos veces presidente de la Junta. Por otro lado, Javier Arenas, cuatro elecciones a presidente, más de veinte años en el PP Andaluz, y el día que por fin gana obtiene su mayor decepción. Lo que iba a ser un baño de masas en la calle San Fernando de Sevilla tornó en un discurso de despedida, y quienes llevan meses en la administración pública preparando su salida se encuentran ahora con un regalo que no esperaban. Las primeras consecuencias de estos resultados, un estancamiento del consumo. Cancelación de una mesa para más de cien comensales en el restaurante Oriza y anulación de cientos de portes a empresas de mudanzas.

Bromas aparte, el pueblo andaluz ha hablado, escasamente -62,23% del electorado-, pero ha hablado dando su última oportunidad a los socialistas y diciéndole a los populares que no gustan sus reformas. Era una buena oportunidad para romper el bipartidismo pero sólo se ha logrado parcialmente. “La ola azul se ha quedado en Despeñaperros”, afirmó Valderas, quien gestionará una ocasión única para el futuro de su partido y de la diversidad ideológica en el sur de España. Pero el azul también es necesario, la bandera del arco iris está aún muy lejos pero si queremos hacer una buena obra en Andalucía sería aconsejable contar al menos con una paleta variada si el pintor va a ser el mismo.

Nuestra clase política es mediocre y el sistema democrático precario. Con todo, es lo que tenemos y hay que participar. El PP ha obtenido 43.742 votos más que el PSOE, esos votos le han supuesto 3 escaños. Mientras tanto, UPyD (129.180), PA (96.608) y Equo (20.544) no han logrado representación parlamentaria. Datos que no animan a movilizar a quienes se abstienen. Sin embargo, estas personas deberían ejercer su derecho a votar si quieren alterar algo el actual sistema y no limitarse a ir el 29m a la Huelga General. El 37,77% del electorado andaluz, 2.352.973 personas, no ha votado. Supongo que ninguna de las 33 formaciones que se han presentado a estos comicios se ajusta a sus ideologías. Pueden formar su propio partido, votar en blanco, votar a otro partido o no votar, pero en cualquier caso forman parte del sistema y cada elemento de un sistema debe interactuar con el resto o quedará anulado.

Los derrotados hablan del inmovilismo andaluz, del abrazo a la cultura de la subvención, de la victoria del discurso del miedo, del proteccionismo de la izquierda. Deben hacer autocrítica y reconocer también que han desaprovechado un momento histórico, que Griñán acertó de pleno moviendo la fecha de las elecciones andaluzas a meses después de las generales, que no han sabido contactar con el trabajador, con el agricultor ni con el pescador, con el estudiante ni con el joven. Todo es cierto pero nada es verdad. Aún se ve al señorito andaluz sobre el caballo, aún hay miedo, aún no ha roto la cultura emprendedora en Andalucía y aún se premia a los patéticos. Pero ni unos son los únicos que despilfarran y hacen nepotismo, ni otros tienen la exclusividad del cambio ni de las ideas. Es imprescindible el cambio, sí, pero por encima del cambio de fichas el cambio de juego. Esta vez la izquierda ha resistido pero tiene un match-ball en contra, debe ganar este partido pero no por su bien, sino por el de Andalucía.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Política, Uncategorized

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “25M: El idus de marzo de la izquierda en Andalucía”

  1. Robin Jú Says:

    Curioso mundo, donde todos ganan, nadie pierde y la culpa de todo es de los demás.
    No se si este resultado es bueno, tampoco se si la alternancia lo hubiese sido, lo único que tengo claro es que cada día creo menos en estos “representantes” del pueblo.
    Genial entrada, como siempre. Un abrazo enorme.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: