¡Qué no me toquen las coronas!

Algo así es lo que están pensando hoy día la totalidad de los españoles. Desde el que vive de la caridad de otros hasta el mismísimo Jefe de Estado, a quien le ha salido otro yerno revoltoso. Pero en España coronas hay más bien pocas. O ninguna. Ni el rey siquiera tiene una, así que más bien hablemos de euros, aunque de éstos haya otros tantos…

Funcionarios, pensionistas, parados, altos ejecutivos, mileuristas, indignados, becarios… todos andamos con una mano en la barbilla y otra en la coronilla tratando de averiguar como nos afectará el nuevo año. Hasta la Casa Real, que está mosca con lo del Noos y tanto recorte presupuestario, se ha apresurado a dar una primicia histórica, su presupuesto. El servicio de relaciones institucionales de lujo le sale a España por 8.434.280 euros. Puede estar tranquilo de momento Juan Carlos, pues parece que la tijera en Zarzuela pincha pero no corta. Además, los monárquicos ya se han encargado de difundir que la corona española es mucho más barata que la noruega, la británica o la sueca. Los noruegos pagan 5 euros al año por sus monarcas, los británicos 75 céntimos y los españoles 18. Por cierto, allende los vikingos no hay euros y sí coronas, ¿será por eso que es más caro?

Está claro que no son tiempos de cuentos de príncipes y hadas, aunque más de uno necesite un hada madrina. Después de las primeras semanas de legislatura, Rajoy empieza a ejecutar su programa electoral. Medidas excepcionales, recortes, decisiones impopulares por el bien del país (esto me suena a despotismo ilustrado), reducción de déficit, ahorro público, etc. Vocablos mareantes, eufemismos. Léase: fin de ayudas de emancipación, dependencia, combustibles, subida de impuestos, congelación del salario interprofesional y lo que venga.

Fátima Báñez afirma que son medidas responsables y necesarias porque los socialistas han dejado al país en ruinas y el déficit es superior al esperado. Parece que todo es peor de lo esperado, así que no sea por falta de esperanza. Y los socialistas por su lado tratan de vender una nueva imagen maquillando el esqueleto. Entretanto, mientras los políticos se lavan las caras y ponen semblantes serios en televisión, aparecen las prometedoras cifras de desempleo, que cierran el año con 4.422.359 españoles en paro. No pasa nada. Que viva España. Además el FC Barcelona está imparable y este año ganaremos la Eurocopa otra vez, que sí.

Con este panorama he intentando tomar aire fresco y disfrutar un poco de estas fechas navideñas, por eso decidí bajar unos días a mi tierra, Cádiz. Sobre este rincón se ha escrito mucho. Su historia, sus gentes, sus fiestas, sus playas. Palabras de simpatía y cariño suelen dedicarle quienes la visitan. Y es verdad, es un sitio acogedor, tranquilo y bello. Un buen ejemplo metonímico de la situación del país, Cádiz es España. La gente toma cerveza y disfruta del sol, pasea por las calles, charla, ríe y hasta critica a los políticos. La gente en Cádiz también emigra continuamente tras engrosar las listas del paro y desesperarse. Los jóvenes emigran aún más y antes, muchos en período de estudios, y luego suele vuelven por vacaciones. Se cierran factorías y empresas históricas y en su lugar se construyen plazas o simplemente nada. Se habla del 2012 como del año del Bicentenario de las Cortes, el año de Cádiz. Pero el próximo 19 de marzo no habrá ni segundo puente sobre la bahía, ni tren de alta velocidad, ni nuevos puestos de trabajo. De momento están llegando las macetas y los estandartes, eso sí. Una sensación curiosa me invade cuando paseando por el humilde y vetusto barrio de La Viña voy leyendo preciosas banderolas con el lema ‘Cádiz capital del comercio’. Miro a mi alrededor y las tiendas que distingo son bazares regentados por extranjeros, tiendas de golosinas, viejas tascas, estancos, bares o almacenes de ultramarinos. Supongo que se trata de un chiste sarcástico más de este barrio carnavalesco, pero no, esto lo ha colocado aquí el ayuntamiento. ¡¡¡Recórcholis!!! Sigo caminando hacia la playa de La Caleta y entonces sí veo varias muestras del auténtico comercio viñero: personas que ofrecen lotería clandestina, pescadores que venden sus capturas del día o señoras que hacen juego en casinos improvisados. Sin llegar a ciertas esquinas donde se producen otras transacciones ilícitas y de mayor calado social, está claro que la economía sumergida se impone. Justo antes de llegar a la playa me topo con el enorme edificio que en su día fuera el colegio público Carlos Mª Rodríguez Valcárcel. Allí anduve doce años de mi vida aprendiendo a leer, a sumar, a hacer amigos y a crecer. Hace diez años este centro educativo fue cerrado. Estaba prevista la construcción de un hotel de cinco estrellas en este solar para que diera lustre al 2012, a Cádiz. De momento sigue sin haber lustre, pero desde el pasado verano este gran espacio vuelve a ser útil. El movimiento 15-M de Cádiz tomó el edificio para convertirlo en un centro sociocultural donde impartir cursos, realizar exposiciones y conciertos o reunirse para hablar y aprender. No podemos sentarnos a esperar y ver como Rajoy, Sáenz de Santamaría o Báñez nos sacan de esta. Hay que tomar más colegios cerrados y recuperarlos, hace falta más acción social. En Cádiz, como en España, asistimos a un conato de reforma social, interesante pero aún cándida e insuficiente.

De vuelta a casa la televisión seguía con su labor encantadora y propagandística. No me sorprende que un centroeuropeo de nombre impronunciable gane el concurso de saltos de año nuevo, no me sorprende que Paquirrín y la Pantoja ocupen más minutos de televisión que los periodistas, no me sorprende que telebasura sea líder de audiencia, no me sorprende que nuestros dirigentes hablen de reformas y ahorro y no de recortes sociales y presión fiscal. Y por desgracia, no me sorprenderá que a corto plazo nos cuelen otra reforma laboral que pisotee aún más las condiciones de los trabajadores y aumente la brecha social de nuestro barrio y de nuestro país.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Política, Uncategorized

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: